Agenda de la 85a Sesión Especial


Vida humana

De acuerdo a Génesis 1:26:26-31, creemos que cada persona tiene una dignidad y valor innatos otorgados por su creador, y que por ello tienen derecho a una vida abundante; aunque esto no les garantiza una vida sin dificultades, debe significar una vida libre de muertes prevenibles y prematuras. Por lo tanto, apoyamos los esfuerzos de la legislación para promover una cultura que valore la vida en nuestro estado.

Apoyar la legislación pro-vida que reduce el número de abortos, expande el acceso al cuidado prenatal y los servicios a mujeres embarazadas.

Apoyar los esfuerzos de la legislación por abordar el tema del aumento del número de muertes de madres en Texas.

Pobreza

Dado que la Biblia contiene numerosas referencias a nuestra responsabilidad de velar por el pobre y el vulnerable (Isaías 1:17, Santiago 1:27, Gálatas 2:10), creemos que el estado de nuestra economía se puede medir de una manera más exacta por el bienestar del pobre, el destituido y el abandonado. Por lo tanto, apoyamos los esfuerzos legislativos por ensanchar la justicia y la protección contra la explotación del pobre.

· Apoyar la legislación para proteger el derecho a que las municipalidades locales establezcan ordenanzas más estrictas que las leyes del Estado para los préstamos del día de pago ‘pay day’ y los juegos de azar.

Educación

De acuerdo al diseño original de Dios (Génesis 1:26-31), creemos que las familias saludables y prósperas constituyen el núcleo de iglesias y comunidades fuertes. Apoyamos los esfuerzos legislativos que fortalecen el bienestar económico, sicológico, físico y relacional de todos los hijos de Dios y sus familias; esto incluye acceso a educación pública de calidad, seguro médico accesible, y pre-kínder de alta calidad.

· Apoyar los esfuerzos para fortalecer la educación pública a fin de asegurar que todos los niños de las escuelas de Texas tengan acceso a educación pública de calidad.

Oponerse a los esfuerzos para reducir las inversiones estatales en la educación pública. Esto incluye cualquier intento de desviar fondos de las escuelas locales hacia las privadas. Asimismo, deseamos preservar la autonomía de las instituciones religiosas privadas al rechazar el uso de fondos públicos para las escuelas sectarias privadas por medio de vales.