Cómo volver conversaciones diarias en conversaciones del Evangelio


Como hijo de pastor, Víctor Rodríguez recuerda pasar los domingos en la tarde en el parque con su papá y un grupo de amigos buscando oportunidades para compartir el Evangelio. “Se me pegó el “virus del Evangelio” temprano cuando era pequeño”, recuerda Rodríguez, pastor de Life Church en San Antonio.

A pesar de que el evangelismo en la calle es un método para iniciar conversaciones centradas en el Evangelio, Rodríguez ha utilizado muchas estrategias diferentes durante su ministerio. Para Rodríguez, el evangelismo es importante porque es a lo que el Señor ha llamado a los creyentes.

“Vivimos en un tiempo hoy cuando nuestra cultura resiste a Cristo y lo que el Señor tiene deparado, pero es importante que entendamos que ése es nuestro mandato—éste es nuestro llamado de Dios”, dijo.

Como pastor, Rodríguez se siente llamado no solamente a entrenar a los líderes de su iglesia a cómo compartir el Evangelio, sino también a modelar esa conducta. “Una vez alguien me dijo que no puedes llevar a las personas a donde tú nunca has ido”, dijo Rodríguez. Por lo tanto, según él aprende nuevas estrategias de evangelismo, se toma el tiempo para practicarlas e implementarlas en su propia vida, antes de exhortar a su congregación a hacer lo mismo.

Una nueva estrategia que Rodríguez ha encontrado muy útil es el método de los “3 Círculos: Conversaciones acerca de la vida”, desarrollado por Jimmy Scroggins, pastor de First Baptist Church en West Palm Beach, Florida.

Cuando Rodríguez entrena a otros en este método, él distribuye servilletas sobre las mesas, despertando la curiosidad en sus participantes. Entonces les explica el método de evangelismo de los tres círculos en una conversación de cinco minutos, mientras dibuja en una servilleta. “Es fácil de enseñar, fácil de aprender, y simple”, dijo Rodríguez.  

El primer círculo contiene las palabras “Diseño de Dios”, y el líder conversa acerca del plan perfecto de Dios para el mundo y la entrada del pecado el cual separa a las personas de Dios. En el segundo círculo, el líder escribe la palabra “quebrantamiento”, explicando cómo las consecuencias del pecado llevan a las personas a darse cuenta de que necesitan algo más grande.

Esto conduce al tercer círculo del “Evangelio”. El líder explica cómo una persona puede arrepentirse de sus pecados y creer en Jesucristo como Salvador. Por último, cuando una persona recibe a Cristo en su vida, es restaurada en su relación con Dios y puede comenzar a caminar con Él. Este cambio personal de vida provee una oportunidad para que el líder comparta su testimonio personal.

Rodríguez se ha comprometido a enseñar en su iglesia el método de los 3 Círculos durante los próximos dos años integrándolo en sus sermones, auspiciando sesiones de entrenamiento, y sacando tiempo para practicar el método en su vida diaria.

La estrategia de los 3 Círculos ha sido útil en las conversaciones personales de Rodríguez y en las vidas de otros a quienes ha entrenado. “Ésta es una estrategia, pero hay muchas otras”, él dijo.

“Lo importante es aprender un método que trabaje para uno y entonces aplicarlo con frecuencia. Las personas pueden usar muchos métodos diferentes—son herramientas para volver conversaciones en conversaciones del Evangelio”.

Rodríguez es un Asociado Regional de Evangelismo para los Bautistas de Texas, sirviendo en las regiones de San Antonio y el Sur de Texas. Él provee entrenamiento y consulta para líderes de iglesias en enfoques intencionales y relevantes de evangelismo. Visite texasbaptists.org/evangelism para encontrar el Asociado de Evangelismo Regional para su área y recibir recursos útiles y acceso a oportunidades de entrenamiento cerca de usted.

Related articles: Results of Kindling a Gospel Movement / How to turn everyday talks into Gospel conversations / Your guide to reaching your community