¿Cómo orar por la policía?


Por Joe Carter

Juraron proteger y servir. Ahora yacen muertos y heridos.

Anoche, cinco oficiales de las fuerzas policiacas de Dallas fueron muertos y seis más heridos. Ellos necesitan de nuestras oraciones, así como todos los hombres y las mujeres que dedican sus vidas a mantenernos a salvo en nuestras calles y hogares.

He aquí ocho maneras en que podemos orar por las fuerzas policiacas en los Estados Unidos de América:

Ore por su seguridad

Pida a nuestro Padre Celestial que proteja a aquellos que nos protegen. Pídale que ponga guarda sobre aquellos que nos guardan a nosotros. Ore por ellos así:

En ti, Señor, me he refugiado; jamás me dejes quedar en vergüenza. Por tu justicia, rescátame y líbrame; dígnate escucharme y sálvame (Salmos 71:1-2).

Ore por su paz

No se inquieten por nada; más bien, en toda ocasión, con oración y ruego, presenten sus peticiones a Dios y denle gracias. Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, cuidará sus corazones y sus pensamientos en Cristo Jesús (Filipenses 4:6-7).

Ore por sabiduría para ellos

No seas sabio en tu propia opinión; más bien, teme al Señor y huye del mal (Proverbios 3:7).

Ore por aquellos a quienes ellos pueden hacer daño

Como representantes de la autoridad, los oficiales de la policía pueden ser llamados a estar "al servicio de Dios para impartir justicia y castigar al malhechor" (Romanos 13:4). Ore por aquellos a quienes la policía justamente castiga, así como por aquellos que, por error o por maldad, pudieran ser injustamente heridos por sus acciones.

Ore por quienes les hacen daño a ellos

Los enemigos de la policía son enemigos de la sociedad. Pero como con todos los enemigos, debemos orar por aquellos a quienes estos pueden causar daño (Mateo 5:43-45a).

Ore por sus familias

Ore por las esposas que perdieron esposos, así como por los hijos e hijas que perdieron a su padre. Ore por todos los miembros de las familias de quienes murieron en esta tragedia. Haga luto junto a ellos y ore para que Dios les recuerde su promesa de que "enjugará toda lágrima de los ojos" y de que "ya no habrá muerte, ni llanto, ni lamento ni dolor, porque las primeras cosas han dejado de existir" (Apocalipsis 21:4).

Ore por su salvación

Nuestro Señor "desea que todos sean salvos y vengan al conocimiento de la verdad" (I Timoteo 2:4). Por lo tanto, debemos expresar nuestro deseo de que todos los oficiales de la ley que no hayan conocido aún a Jesús sean salvos.

Ore por aquellos a quienes la policía protege

Eleve una oración de gratitud por su sacrificio y pida también por aquellos a quienes la policía protege y sirve cumplidamente, y que en esta hora trágica Dios sane a los quebrantados de corazón en nuestra nación y vende sus heridas (Salmos 147:3)