DARLE LA MANO A AQUELLOS EN ESPAÑA QUE SUFREN NECESIDAD


Ali Hearon, especialista en Ministerios de Cuidado y Prevención del Hambre, y yo recientemente regresamos de un viaje a España durante el cual visitamos a nuestros colaboradores en la

Ofrenda contra el Hambre de los Bautistas de Texas

 en Barcelona y en Dénia. Para leer más historias sobre la Ofrenda contra el Hambre en acción, lea 

Que el amor sea genuino y Alcanzar al prójimo y la lucha para acabar con la pobreza

.

Mientras Oretta menea la enorme olla de sopa, casi tan grande como ella, nos compartió de su niñez en Italia, donde aprendió a cocinar para grupos grandes de personas. Oretta ha vivido en Dénia, España, por muchos años y le da mucho gusto cocinar para el ministerio de alimentación diaria llamado Extiende tu Mano de la Iglesia Evangélica Bautista La Trinidad.

Aproximadamente 40 voluntarios sirven cada semana, de lunes a viernes, haciendo comidas para alimentar de 30 a 40 personas al día y sirviendo la comida a indigentes en su comunidad. Los voluntarios son de diversos países: Argentina, Ecuador, Colombia, Chile y de otras regiones de Europa.

El pastor Antonio Calero Cerrado nos compartió que el ministerio creció en proporción a las necesidades que surgieron en la comunidad. Cuando la crisis económica del 2008 golpeó a España, muchas personas comenzaron a tener dificultad como nunca antes. Familias de la clase media pronto descendieron a la clase baja y algunas de clase baja quedaron sin hogar al perder sus trabajos. Un país que había sido estable por muchos años y cuyos residentes nunca se habían visto en necesidad, se vieron repentinamente en necesidad.

La Iglesia Evangélica Bautista La Trinidad se dio cuenta del impacto de la crisis en su ciudad de 40,000 residentes y sus miembros sintieron que debían suplir las crecientes necesidades. Los miembros de la iglesia vieron la oportunidad de alcanzar a aquellos que estaban pasando por momentos difíciles en su vecindad y aumentaron su ministerio social.

Ahora el ministerio tiene un ministerio de alimentación diaria, despensa de comida, clóset de ropa, grupos de Celebrate Recovery (Celebramos la Recuperación, en español), consejería legal y talleres de habilidades para cocina y aprendizaje de segundo idioma. La iglesia también tiene un trabajador social con licencia que administra los casos.

Una de las fortalezas del ministerio es el compromiso que la iglesia tiene en involucrarse con la comunidad para apoyar estos programas. El pastor Antonio nos mostró listas de aquellos que han hecho donaciones para los programas, que van desde el departamento de bomberos hasta un grupo de estudiantes de preparatoria. Extiende tu Mano también recibe apoyo de la Ofrenda contra el Hambre y es uno de más de 190 colaboradores de ministerios que luchan para acabar con la pobreza y el hambre que experimentan millones de personas alrededor del mundo.

“Tomamos la responsabilidad de luchar contra las necesidades, no solo de ayudar sino de abogar por ellos y sus colaboradores”, dijo el pastor Antonio.

La Iglesia Evangélica Bautista comenzó sirviendo desayunos y refrigerios a niños en edad escolar en el 2013. El programa requería recursos económicos y voluntarios; necesidades que miembros de la iglesia suplieron con gusto. Cuando evaluaron el ministerio, el pastor Antonio se dio cuenta que algunas semanas solo servían a 10 estudiantes. Habló con los voluntarios y les preguntó si querían continuar con el ministerio, ya que servían a un número muy pequeño de niños.

Con lágrimas en los ojos, nos dijo que los voluntarios reafirmaron su compromiso al ministerio, aunque fuera para servir solamente a un niño.

De acuerdo al pastor Antonio, la filosofía de Extiende tu Mano consiste en “ver la necesidad, preguntarnos si podemos hacer algo y empezar un ministerio para suplir la necesidad”. Josué, el hijo del pastor Antonio, nos compartió la historia de un drogadicto en la comunidad que asistió a las clases de Celebrate Recovery (Celebramos la Recuperación, en español) que la iglesia ofrece. Hubo un cambio drástico en su vida y aquellos que lo conocían notaron la diferencia. Los oficiales de la policía local hablaron con un hombre que luchaba con una adicción a las drogas y lo animaron a que fuera a la iglesia donde la vida de su amigo había sido transformada. A pesar de que el oficial de la policía no es creyente, fue testigo de la transformación del hombre y del trabajo de la iglesia. 

La iglesia se ve a sí misma como una extensión de Cristo a aquellos en su comunidad. Sirven con amor y respeto, y el evangelio se sigue extendiendo.

 “Ellos deben ver amor verdadero a través de gente real”, el pastor Antonio dijo. 

Extiende tu Mano es un colaborador en el ministerio con las Misiones de los Bautistas de Texas y también recibe ayuda financiera de la Ofrenda contra el Hambre de los Bautistas de Texas a fin de apoyar a su ministerio local de alimentación.