Provisión de Esperanza y un Nuevo Comienzo para Madres que Buscan Reincorporarse a la Socied


La primera vez que una madre y sus hijos ponen pie en el Ministerio Éxodo (Exodus), se encuentran con un hermoso apartamento amueblado. Cada apartamento es decorado individualmente por un voluntario dedicado. Cada cocina está completamente equipada con despensa que se obtiene gracias al apoyo que da la Ofrenda contra el Hambre de los  Bautistas de Texas. Se orar por cada detalle, y cada familia tiene todo lo que necesita para empezar una nueva vida.

Al salir de la prisión o de algún programa de rehabilitación residencial, estas madres a menudo llegan a las instalaciones solamente con lo que llevan puesto. La mirada  de asombro e interrogación cuando se les muestran las instalaciones es la parte favorita de Courtney, una de las trabajadoras sociales, ya que ella es quien ayuda a las  familias a mudarse al que será su nuevo hogar por el siguiente año.

En agosto del 2013, Courtney y su hijo, quien en ese momento tenía 5 años, se mudaron a los apartamentos del Ministerio Éxodo después de haber cumplido una sentencia  de ocho meses. Durante su tiempo en prisión, ella aprendió a confiar completamente en Dios. Courtney reconoce que es gracias a la soberanía de Dios el haber sido aceptada en el  programa del Ministerio Éxodo. Courtney solicitó admisión a varios programas alrededor del Estado, pero el Ministerio Éxodo fue el único que le permitió y la ánimo a que trajera  sus hijos consigo.

“Cuando llegué me sentía en fuego por el Señor”, recordó Courtney. “Él estaba conmigo en todo lo que hacía. Tenía hambre de él, oraba a él, pasaba cada minuto con él. Yo  sabía que perseverar en el programa era la manera en que llegaría a ser una buena mamá. 

En los siguientes 10 meses, Courtney puso todo de su parte para crecer en su relación con Dios, reconectándose con su hijo y sumergiéndose en el entrenamiento que recibía en el  programa Éxodo. El cambio en su vida fue aparente para todas las personas que la conocían. Durante su lucha contra la adicción a las drogas de 13 años, los padres de Courtney  a menudo lloraban cuando recordaban hasta dónde la había llevado el Señor.

Además de enderezar su vida, Courtney también mejoró su relación con su hijo. “Dios nos unió de nuevo”, dijo. “Sabía que era mi hijo, y él sabía que yo era su mamá. Yo sentía un  gozo nuevo por él que nunca había sentido. Era el amor de Dios rebosando”.

Courtney ahora trabaja como coordinadora de servicios en el ministerio que cambió su vida. Ella y su hijo aún viven en la propiedad. A través del programa, Courtney puede darse  a los residentes y animarlos cada día. Es debido a que Courtney pasó por las mismas luchas y dificultades que ella puede animarlos a volverse al Señor y confiar en él en todo  tiempo.

“Le digo a nuestros residentes, ‘Usted está aquí porque Dios tiene un plan y propósito para su vida. Usted fue creado para mucho más que la vida que ha estado viviendo.  Usted no puede hacerlo solo, tiene que hacerlo con Jesús. Él es el camino, la verdad y la vida’”, señaló Courtney.

En este momento nueve familias viven en el ministerio localizado en Dallas, y algunas familias están en camino. Los servicios que se ofrecen a una madre incluyen: estudios  bíblicos, consejería individual y en grupo, manejo personalizado de casos, entrenamiento laboral, planeación financiera y de manejo de dinero, y clases para ser mejores  padres y para habilidades para la vida. El Ministerio Éxodo se originó en 1985 y es la única organización en Texas que recibe a las madres con sus hijos después de que las  madres han salido de la cárcel. El propósito de su ministerio es suplir las necesidades espirituales, emocionales y prácticas de estas familias y guiarlas a Jesucristo.

El Departamento de Justicia de los Estados Unidos declaró esta semana (24-30 de abril) Semana Nacional de la Reincorporación con un énfasis en programas e iniciativas  que ayudan a personas que han estado encarceladas a convertirse en miembros incorporados en sus comunidades. Damos gracias a Dios por colaboradores como el Ministerio  Éxodo que ayudan a madres a reincorporarse a la sociedad y a encontrar esperanza en Jesucristo.

El Ministerio Éxodo es una de los 160 ministerios alrededor del mundo subsidiados por la Ofrenda contra el Hambre de los Bautistas de Texas. Una ofrenda especial el Día de las  Madres se recogerá en las iglesias de los bautistas de Texas el 8 de mayo. Oprima aquí para donar a la Ofrenda contra el Hambre hoy.

Traducido por Elsa Romero, Baptist University of the Américas.