TRIBUTO A MLK: EL CORAZÓN DE LA PREDICACIÓN AFROAMERICANA, UNA PALABRA PROFÉTI


Por Joseph R. Fields

Martin Luther King, Jr., le demostró al mundo que podía encontrar el alma de un profeta en el corazón de la predicación afroamericana. El Dr. King sirvió a iglesias en Montgomery, Alabama y Atlanta por un corto tiempo (1954-1968), pero el impacto de sus predicaciones se extendió por todo el mundo y continúa haciéndolo.

En 1979, Henry H. Mitchell escribió: “Hace cincuenta años, se menospreciaba la tradición de la predicación afroamericana (o negra), era aún despreciada por la cultura occidental (o blanca) y, de hecho, por muchos intelectuales afroamericanos y algunos jóvenes y viejos de estilo radical.

La predicación afroamericana era vista como una explosión emocional no estructurada de retórica desinformada, carente de valor a las masas y relegada a la cultura en la que había nacido.

El mundo es más rico porque, por la voluntad de Dios, los sentimientos del pasado respecto a la predicación afroamericana han cambiado para bien. Mientras que la humanidad hace una pausa para reflexionar en la vida del Dr. King, nosotros no debemos perder de vista el hecho de que él ayudó a cambiar la percepción sobre la predicación afroamericana para que fuera aceptada y vista como una voz profética a la que Dios le ha dado aliento.

El Dr. King no ha sido de ninguna manera la única voz profética de la iglesia afroamericana. La lista de gente sabia y de impacto efectivo es demasiado numerosa para mencionarlos, pero en mi opinión la voz de King fue una de las más fuertes, claras y concisas de los últimos 75 años. El 4 de abril de 1968, esa clara voz fue silenciada por el asesinato que todavía ensombrece al país. A pesar de que uno trata de acostumbrarse al hecho, no hay alivio de niegue su existencia.

Dios escoge a sus profetas para enviar su mensaje y, en ocasiones, el profeta elegido no desea la tarea. En algunos de los momentos más oscuros del ministerio del Dr. King hubo días en que no quería continuar, su cuerpo era golpeado por el dolor, sus emociones eran frágiles como papel, y a pesar de esto le pidió fortaleza a Dios para cumplir su misión.

Las predicaciones del Dr. King le han mostrado al mundo que en el corazón de la predicación afroamericana se puede encontrar el mensaje que el predicador estaba experimentando. La predicación profética es predicación basada en la experiencia; es una predicación inspirada por el Espíritu de Dios. La predicación profética siempre tendrá a las Escrituracomo la base sobre cual se edifique. Por sobre toda otra fuente, las Escriturason la fuente principal de inspiración.

Fue la justa administración de la Palabra de Dios a una nación que había perdido el camino con respecto al tratamiento de las minorías lo que ayudó a establecer a King como uno de los predicadores proféticos afroamericanos de esta generación. No obstante, la evidencia del deseo de convertirse en pastor de King cumplió una variedad de propósitos, entre los cuales se hayan estos dos:funcionó de manera dispensacional como catalizador de los derechos civiles, y elevó sustancialmente la predicación afroamericana en el escenario mundial.

El asesinato del Dr. King le arrebató la vida, pero no pudo arrebatarle su voz. Como ministro del evangelio, mi ministerio ha sido enriquecido por la vida del Dr. King. Es con gran honor que saludo al predicador con voz profética, el conductor principal en la lucha por la justicia civil, y el pastor con un corazón para Dios y para su gente. 

Joseph R. Fields es el pastor principal de la Iglesia New Beginnings en Lewisville y primer vicepresidente de la Convención General Bautista de Texas.