TRIBUTO A MLK: PREDICÓ Y LUCHÓ CONTRA LA VIOLENCIA HASTA SU MUERTE VIOLENTA


El 4 de abril se celebra el 50th aniversario del asesinato de Martin Luther King, Jr. La Comisión le pidió a varios bautistas de Texas que escribieran sobre aspectos del ministerio y la influencia del Dr. King. Este es el séptimo artículo.

Por Ferrell Foster

Existe siempre el riesgo de que una persona no violenta sea consumida por la violencia, especialmente cuando esa persona desafía injusticias culturales bien arraigadas, tal como le sucedió a Martin Luther King, Jr.

Ni una bomba, ni puñetazos ni palos lo detuvieron; pero una bala sí. 

El cuarto principio de la no violencia de King era el de una “disposición a aceptar el sufrimiento sin represalias, aceptar golpes del oponente sin regresárselos”. King nunca se defendió físicamente, aun y cuando la brutalidad y la falta de respeto aumentaron. Muchos querían que lo hiciera,mas no lo hizo.

La lucha contra la violencia del Dr. King nació de su fe cristiana. Peter J. Paris afirma que la filosofía de King no era algo nuevo para la iglesia afroamericana. El “concepto de la no violencia promulgado por Martin Luther King Jr. no fue algo ajeno a las iglesias afroamericanas…. De hecho, King solamente estaba explicando e implementando el modo tradicional de protesta practicado por largo tiempo por las iglesias afroamericanas en la tradición cristiana afroamericana”. 

William D. Watley dijo que la perspectiva teológica y ética del Dr. King, incluyendo su creencia en la no violencia, “estaba fundada sobre la roca de la religión afroamericana y posteriormente moldeada por su educación formal teológica”.

El primer discurso del Dr. King sobre el boicot del autobús en Montgomery ilustra que el principio que defendía no estaba enraizado en una filosofía secular no cristiana. No

usó la frase “no violencia” en su discurso, mas sí rechazó la violencia desde una perspectiva cristiana. “Y quiero decir que no estamos aquí para promover la violencia”, dijo King. “Quiero que se sepa en Montgomery y en toda la nación que somos cristianos, que creemos en el cristianismo y en las enseñanzas de Jesús”.

David J. Garrow, biógrafo de King, dijo: “No hay referencias a la no violencia, a Gandhi, a Thoreau, o a tradición intelectual abstracta alguna” en su primer discurso sobre el boicot. “En cambio, el énfasis de King estaba en el cristianismo—la cristiana Sra. Parks, el pueblo cristiano de Montgomery, la fe y la religión cristianas”.

King finalmente presentaría seis “aspectos básicos” de la filosofía de la no violencia en su libro: Stride Toward Freedom, sobre el boicot. Primero, “la resistencia no violenta no es un método de cobardes, pues ciertamente resiste”. Segundo, “no busca derrotar o humillar al oponente, sino ganar su amistad y comprensión”. Tercero, “el ataque es directo en contra de las fuerzas malignas, no contra las personas que están causando el mal”.

Cuarto, incluye una “disposición a aceptar el sufrimiento sin represalias, a aceptar golpes del oponente sin regresarlos”. Quinto, “no solo se opone a la violencia física externa sino también a la violencia espiritual interna. La resistencia no violenta no solo rehúsa atacar al oponente, sino que asimismo se rehúsa a odiarlo”. Y el sexto, “se basa en la convicción de que el universo está del lado de la justicia, y es por eso que el creyente no violento tiene plena seguridad en el futuro.

King articuló una filosofía cristiana de no violencia desafiante y de inspiración, y lo que es más importante, la vivió.