UN ADOLESCENTE DE DALLAS MARCA LA DIFERENCIA EN LA COMUNIDAD: UNA HISTORIA DE LA OFENDA CONTRA EL H


Mu nació en el sureste de Asia y llegó a los Estados Unidos con su familia como refugiada en el 2007. Cuando se ubicaron en el área de Dallas, su familia encontró ayuda y apoyo del ministerio conocido como H4R de la Ofrenda contra el Hambre de los Bautistas de Texas. El ministerio ayudó a la familia a llenar documentos gubernamentales, a tomar clases para aprender inglés, a recibir ayuda con las tareas y mucho más.

Cuando estaba en la preparatoria, Mu asistió a un campamento para estudiantes refugiados organizado por H4R y aceptó a Cristo como su salvador. Aunque el trasfondo de su familia era budista, varios de sus hermanos también hicieron profesiones de fe. Ella empezó a crecer en su fe y encontró ánimo a través del testimonio de los voluntarios y empleados de H4R.

Un día, durante su segundo año, Mu estaba en su complejo de apartamentos y le presentaron al regidor local, Mark Clayton, quien estaba repartiendo útiles escolares a estudiantes refugiados para el siguiente año escolar. Mu compartió con el regidor la persecución que vio en su país natal y las razones por las que deseaba trabajar a fin de marcar la diferencia con su propia vida. El regidor se impresionó con Mu y la recomendó para servir en el Consejo Juvenil de la Ciudad de Dallas.

Esta oportunidad ha abierto las puertas para Mu en una variedad de maneras para compartir su testimonio y empoderar a sus amigos y su familia para marcar la diferencia en el nuevo país que se ha convertido en su hogar.

El ministerio H4R empezó a servir a refugiados en el Metroplex en el 2009. A través de las donaciones de la Ofrenda contra el Hambre, H4R ha podido ayudar a familias que carecen de comida a organizar huertas comunitarias donde las familias puedan plantar y cosechar sus propios vegetales, y ha provisto ayuda con los documentos gubernamentales que les permiten recibir los servicios que necesitan.

Desde que H4R dio comienzo, el ministerio ha visto a 75 refugiados hacerse ciudadanos y a más de 20 recibir sus diplomas de preparatoria. Cinco familias han comprado sus propias casas.

Las fundadoras Beka y Jeni han visto al Señor proveer de muchas maneras en la medida que ellas han estrechado relaciones con las familias de refugiados. Además, están contentas por una colaboración que están comenzando en el sureste de Asia, hogar de muchos de los refugiados con los que trabajan. Becca y Jeni están expectantes por las nuevas oportunidades de ministrar a este grupo de personas que Dios les ha puesto en el corazón.

El próximo 5o Domingo de la Ofrenda contra el Hambre es el 29 de enero. Oprima aquí para dar hoy.