La promesa y el peligro: Predicar Miqueas 6:8 en un Estados Unidos del 2016


¿Qué tan claramente puede usted ver las promesas y los peligros que enfrenta nuestro país durante las elecciones presidenciales del 2016? ¿Puede usted darse cuenta de que hay un sueño americano, y que usted comparte las bendiciones de esa promesa? ¿Puede ver cómo la esperanza divina nos invita a seguir adelante? ¿Ve usted el papel que le corresponde jugar a fin de resolver nuestros peligrosos  problemas nacionales? ¿Cree usted que nuestro lema nacional, “En Dios confiamos”  nos provee un camino hacia el futuro?

EL PELIGRO

Nuestro mayor desafío como americanos es el de identificar y reclamar ese “bien común” que nos une a todos por igual. Sin un bien común somos seres fragmentados por intereses personales que nos llevan a declararnos la guerra los  unos a los otros. Con un bien común nos estrechamos en unión mutua y en un esfuerzo compartido por ayudar a cada persona a conectarse al sueño americano, tal  y como ha sido articulado por la Declaración de Independencia: "Sostenemos como  evidentes por sí mismas dichas verdades: que todos los hombres son creados iguales; que son dotados por su Creador de ciertos derechos inalienables; que entre  estos están la vida, la libertad y la búsqueda de la felicidad”.

Cada generación de norteamericanos tiene que dar forma a este bien común, y nos encontramos en medio de una colosal lucha por hacer esto de forma efectiva en el  2016. Nuestra futura existencia como nación depende de nuestro espíritu nacional, nuestro “e pluribus unum’, el cual se halla al borde de una desunión inaudita. La  política de la ira está acaparando los titulares y alimentado la creciente desconfianza  en nuestra diversa nación de 320 millones de habitantes. En vista de nuestra crisis, ¿qué debemos hacer? ¿De qué manera puede la predicación ética mostrarnos el  camino hacia adelante?

LA PROMESA

Hace mucho tiempo, cuando alguna nación enfrentaba una crisis histórica, Dios llamaba a predicadores que estuvieran dispuestos a predicar de manera ética al  respecto del bien común principal. El profeta Miqueas vio la promesa y declaró: “Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios” (Miqueas 6:8).

Este profeta hebreo, quien vivió hace más de 700 años antes de que su profecía de que el Mesías nacería en Belén (Miqueas 5:2) se cumpliera, esclareció el asunto de  cómo podemos responder a las preguntas que tienen que ver con “la promesa y el peligro”. Vea con atención. Escuche con cuidado.

“Él te ha declarado”. Lleguemos a un acuerdo sobre aquello que sabemos. Dios nos llama a actuar en función de lo que sabemos a fin de poder llegar a donde no  sabemos.

“Oh, hombre”. Somos al mismo tiempo un pueblo e individuos que se diferencian los unos de los otros.

“Lo que es bueno”. Afiáncese en el hecho de que Dios provee un bien común, el cual sirve como fuente de buena voluntad para nuestros tratos con otros.

“Qué pide Jehová de ti”. Actúe. Tiene un papel que desempeñar en cultivar la bondad en nuestro mundo. Comience por cultivar bondad en su propia vida.

“Hacer justicia“. Sea noble y dese cuenta de que es nuestra responsabilidad aplicar la justicia en todas nuestras relaciones con otros. Como lo dijo Jesús: “haced con los  demás como queráis que hagan con vosotros”.

“Amar misericordia”. Sea bueno. Viva con compasión y demuéstrelo por medio de su amor por la gente. Construya esperanza por medio de actos de sanidad de  heridas. Sea un buen samaritano.

“Humillarte ante tu Dios”. Tenga la actitud de ser estudiante a lo largo de toda su vida, así como un hacedor; esto lo puede lograr por medio de una actitud de anhelo  de vivir en la presencia de Dios.

A la luz de Miqueas 6:8, ¿a qué se compromete? El escritor francés Alexis de Tocqueville, dijo lo siguiente tras un viaje por todo los Estados Unidos: “Este país es  grande porque es bueno. Si algún día deja de ser bueno, dejará de ser grande".

Si desea compara boletos para la Conferencia Miqueas 6:8 o si desea saber más sobre este evento, favor de ir a texasbaptists.org/micah68.

Traducido por Elsa Romero, Baptist University of the Américas.

Related articles: Go Now Missions prepares for different locations, same mission / Texas Baptists join with international partners to care for pastors / Los Bautistas de Texas colaboran con socios internacionales para cuidar de pastores