Una Congregación Multi-lingüe y Multi-generacional Alcanza a una Comunidad en Cambio


En el 1998, cuando Víctor Rodríguez plantó Life Church en el lado sur de San Antonio, el equipo deseaba alcanzar a una comunidad en medio de cambio. Lo que una vez era una población predominantemente angloamericana de descendencia alemana, se había transformado en una comunidad hispana. Cuando su equipo comenzó a visitar casa por casa, esperaban conocer principalmente a familias y personas mexicoamericanas; sin embargo, pronto encontraron que los latinos en el área provenían de diversos trasfondos culturales—Puerto Rico, Guatemala, Colombia, y muchos otros países de América Central y América del Sur. 

Durante los ultimos 20 años, Life Church ha alcanzado y abrazado a hispanos de diferentes culturas y ha adaptado muchos aspectos del ministerio a la comunidad y los servicios semanales de adoración a aquellos a su alrededor. Ahora, la iglesia está compuesta de individuos de diferentes culturas latinas, primera, segunda, tercera, y cuarta generación de hispanoamericanos, y personas que hablan Inglés y Español. 

Cada domingo en la mañana, Life Church tiene tres servicios de adoración, enfocados a diferentes generaciones y culturas dentro de su compañerismo. El servicio tradicional de las 9:01 a.m. es para “los que prefieren himnos y un enfoque calmado al establecer una relación con Dios,” de acuerdo con la página web de la iglesia. El segundo servicio, a las 10:15 a.m., incluye enseñar y adorar completamente en español. El servicio contemporáneo en inglés es a las 11:30 a.m. y es descrito como un lugar para “los que les gusta la música más fuerte y prefieren un enfoque más enérgico a la iglesia.” 

Como iglesia hispana alcanzando a una congregación multigeneracional y multilingüe, Life Church abraza las oportunidades de satisfacer necesidades en la comunidad y compartir la esperanza del evangelio. 

El ministerio a la comunidad es tan variado como los miembros de la congregación que entran a la iglesia cada semana. Desde hacer juegos de pelota para preescolares o una liga de fútbol para los niños del área hasta hacer fiestas para la comunidad para cientos de vecinos, los miembros de la iglesia buscan oportunidades para satisfacer necesidades y llegar a conocer a sus vecinos. Los voluntarios sirven de mentores para jóvenes en la preparatoria local, y, cada noviembre, las familias empacan canastas para el Día de Acción de gracias para entregar a otros en necesidad. Otros miembros de la iglesia organizan una exhibición de autos para el Día de los Padres cada año, exhibiendo carros antiguos en el estacionamiento de la iglesia. Life Church no tiene un presupuesto grande para eventos, pero encuentra maneras de incluir a negocios locales que sirven como patrocinadores e invierten en la comunidad. 

“El denominador común en todo lo que hacemos es conectar a las personas y compartir el evangelio,” dijo Rodríguez. “Todo comenzó con la intención de que Dios quiere que hagamos una diferencia en la comunidad.”  

Levantar líderes para expandir y adaptar ministerios

A lo largo de su ministerio, Rodríguez se ha comprometido a levantar líderes y proveer entrenamiento práctico en cuidado y ministerio pastoral. Dos pastores jóvenes en el personal ministerial de Life Church se están preparando para asumir el puesto de pastores en la iglesia. Rodríguez se unirá al personal de Texas Baptists a tiempo completo como Asociado de Evangelismo Hispano en el mes de agosto, 2019. Josué Rodríguez y Osmán Picholá servirán en el liderazgo pastoral de la iglesia. 

Josué, graduado de la Universidad Bautista de las Américas (BUA), ha servido como parte del personal ministerial en Life Church durante varios años y ha asistido a la iglesia durante más de diez años. Él ayuda con las necesidades audiovisuales, ministerio de adultos jóvenes, y predica en el servicio en inglés. Bajo el liderazgo de Rodríguez, Josué se sintió capacitado para dirigir en áreas desde el ministerio de niños hasta misión y alcance de la comunidad.  

“El Pastor Victor me preguntaba, ‘¿Qué idea tienes? ¿Cómo lo puedes implementar?,’” dijo Josué. “Me sentí capacitado por medio del entrenamiento práctico para aprender y crecer en el ministerio.” 

Dentro del servicio en inglés, Josué dijo que la iglesia se esfuerza por alcanzar a hispanos de tercera y cuarta generación y crear un ambiente donde se sientan cómodos para adorar. Muchos vienen de un trasfondo católico y, aunque puede que no hablen español con fluidez, fueron criados en hogares donde se hablaba español y están familiarizados con muchas referencias y frases comunes. 

Por medio de ilustraciones en el sermón que apelan a la identidad hispana, el enfoque intencional en la identidad y doctrina bautistas, y el proveer una experiencia de adoración contemporánea, Josué dijo que la iglesia está satisfaciendo las necesidades de una “ciudad chicana” e hispanoamericanos de tercera y cuarta generación. 

“No encajamos en ambientes completamente mexicanos, pero tampoco encajamos en ambientes completamente anglo,” él dijo. Osmán es natural de Guatemala y llegó a los Estados Unidos en el 2011 para asistir a la Universidad Bautista de las Américas. Ha servido en el personal ministerial de la iglesia durante cinco años y comenzó sirviendo en la cuna. Ha ministrado a jóvenes, niños, y miembros de la comunidad, y es el predicador principal del servicio en español, el cual incluye a muchos individuos de países latinoamericanos. 

“Para poder servirles bien, hemos creado un servicio donde se sienten bienvenidos y donde podemos servir al pueblo que Dios nos ha traído”, dijo Osmán. “Hemos visto a muchos individuos de primera generación llegar en los últimos meses. Se sorprenden de que tenemos un servicio en su lengua materna [Español].” 

Osmán compartió que no siempre es fácil tener grupos y generaciones diferentes dentro de la misma iglesia. Las diferencias culturales y de lenguaje pueden ser difíciles de navegar, lo que Rodríguez describió como un “caos organizado.” Algunos individuos vacilan y resisten cambios, pero un gran ministerio ha resultado del trabajo arduo y de seguir hacia adelante. 

“Como dice el Pastor Víctor,” ‘Busquen los desafíos porque les motiva a buscar las soluciones,’” dijo. “Puede que tengamos diferencias culturales. Puede que tengamos diferencias de lenguaje, pero servimos al mismo Dios.”

Related articles: Four Distinct Cultures Every Hispanic Church Should Reach / Cuatro Culturas Distintas Que Cada Iglesia Hispana Debe Alcanzar / A Multi-generational, Multi-lingual Congregation Reaching a Changing Community